Publicidad en todas partes

octubre 13, 2004

El sábado visité un conocido centro comercial en Barcelona, l’Illa Diagonal y me encontré en una situación que podemos aplicar al negocio de la publicidad y promoción en general.
En el lavabo de señoras -no me consta si es así en el de caballeros- han colocado unos paneles publicitarios en la puerta de cada uno de los servicios de manera que sentadas en el WC aparece enfrente a la altura de los ojos un anuncio (en este caso de Port Aventura, Halloween). Vamos, que ni en un momento tan privado e íntimo nos dejan tranquilos. Por supuesto el anuncio será leido y visto por casi todas las usuarias del servicio pero ¿es necesario impactar al público en este momento? No sé, esto del marketing de interrupción está llegando a límites insospechados.

Sobre como hacer marketing en los tiempos que corren estoy leyendo «Free Prize Inside» de Seth Godin.
freeprize.gif
Te lo recomiendo.

Menú