Es lo que tienen las modas. De repente los medios off le dedican titulares a los medios y redes sociales y lo venden como el no va más. Las empresas ven en estos medios un sistema de promoción baratísimo, porque teóricamente «es gratis»…

Algo parecido a lo que en sus buenos momentos fue el SEO, que acabó cuando las empresas empezaron a ver que hacer SEO no era tan barato como creían, que no siempre funcionaba como pensaban y que les convenía seguir invirtiendo etc. Pues ahora son los medios sociales que algunos se empeñan en vender como un chollo para el marketing. Es el social media marketing.

Pongamos los pies en el suelo:

a) No todos los productos son válidos para conseguir interés en los social media. No es lo mismo un perfil en Facebook de una empresa de bombones (3.100 fans) que un sofware de contabilidad, la venta de sartenes o una empresa de transportes. Hay empresas que lo tienen más fácil para conseguir fans, porque han construído marcas poderosas que han conectado con su público.

b) Aún si el producto es adecuado, pocas son las empresas que destinan suficientes recursos o que cuentan con los perfiles profesionales idóneos para abordar la gestión adecuadamente. Así podemos ver muchos perfiles creados para uso corporativo pero vacíos de contenido. De todo ello quisimos dar en cuenta en el libro Visibilidad. Para obtener frutos hay que destinar muchísimas horas hasta obtener una masa crítica suficiente.

c) No todas las empresas saben encajar las críticas negativas inevitables cuando abrimos esa puerta al mundo y permitimos que nuestro mercado se exprese libremente.

Vamos con 2 frases para la reflexión, extraídas de una excelente presentación de Marta Kagan:

«Social media is like teen sex. Everyone wants to do it. No one actually knows how. When finally done, there is surprise its not better.» Avinash Kaushnik, Analytics Evangelist – Google.

«If your product sucks, social media won’t fix it». 🙂 ¿Estás convencido 100% de tu producto?

Menú