¿Debemos trabajar para empresas que compiten entre sí?

No sería un problema para ofrecer según que servicios, pero ¿qué me decís de competidores en el ranking de Google?
Hoy he tenido que tomar una decisión así. Una empresa nos ha manifestado su interés en nuestros servicios de posicionamiento en Google y tenemos un contrato vigente con un competidor o empresa que ofrece los mismos servicios (no es un competidor directo por cuestiones de ubicación geográfica pero sí compitiendo por las mismas expresiones).
– «Se trata de un conflicto de intereses» le decía yo. Creo que debería buscar otro proveedor.
– «No me importaría ser el segundo», contestó rápidamente demostrando una enorme capacidad de adaptación a una situación inesperada.

¡Qué difícil decir que NO a un posible cliente!¡Que no nos sobran!

Menú