¿Cuánto tardas en contestar un email?

Yo tengo el «tic» adquirido de contestar los mensajes justo después de haberlos recibido y así ya procesarlos en vez de dejarlos en la bandeja de entrada. Lo entiendo además como un gesto de cortesía hacia el remitente, que sabe que sus peticiones se atienden de manera rápida y ya se están gestionando.

Pero a veces me pregunto, ¿será ésta una obsesión sin sentido? Otras personas comprueben su correo con menos frecuencia o tardan 2 o 3 días, o una semana, en dar una respuesta. Mucho se ha hablado de esos «agujeros negros» en la comunicacíón por email y de las ansiedades que dispara (tanto para quien tiene que contestar como para el que espera la respuesta). La «no respuesta» es a menudo mal interpretada como una respuesta negativa.

Como señala John Suler -The Psychology of Cyberspace-: «La ambigüedad inherente en la no-respuesta puede convertirse en una pantalla en blanco en la que proyectamos nuestras propias expectativas, emociones y ansiedades».

¿Qué plazo consideras máximo para responder un email? ¿Depende del email o de quién lo ha enviado? ¿Y qué me decís de esos email que se pierden en el ciberespacio o que quedan atrapados en los filtros antispam?

Moraleja: Si quieres resolver un asunto de manera urgente, usa el teléfono 🙂

Menú